Saltar comandos de la cinta
Saltar al contenido principal
Usamos cookies para optimizar tu experiencia en nuestro sitio web. Al cerrar esta casilla, aceptas estas cookies en este dispositivo. Para obtener más información, lee nuestra Política de privacidad.

Volumen 2, número 2
Diseño de iluminación ecológicamente responsable: una experta en iluminación comparte sus recomendaciones para evitar la intrusión lumínica
La diseñadora de iluminación Nancy Clanton, directora ejecutiva de Clanton & Associates, define la intrusión lumínica como "algo que molesta a los vecinos". Las disputas entre vecinos no se resolverán aquí, pero aprender cómo evitar la intrusión lumínica es algo relativamente sencillo de lograr, explica Clanton.
diseñadora de iluminación Nancy Clanton
Pie de foto: Nancy Clanton es la directora ejecutiva de Clanton & Associates, una empresa de diseño de iluminación que se especializa en diseño sostenible y regenerador.
La forma más fácil de que los arquitectos paisajistas y diseñadores de iluminación eviten la intrusión lumínica es elegir luces que tengan muy poca retroiluminación y resplandor. Los fabricantes de luces ya incluyen clasificaciones de retroiluminación, luz direccionada hacia arriba y resplandor (BUG) (de acuerdo con IES TM-15-11), que proporcionan a los especificadores la información que necesitan para minimizar la intrusión en la selección de luminarias y aplicaciones de iluminación. Clanton recomienda luminarias B0 y G0, las clasificaciones más bajas de retroiluminación y resplandor. "Es preferible no elegir opciones superiores a B1 o G1", afirma.
"La luz direccionada hacia arriba es luz que se desperdicia por completo", continúa Clanton. "No tiene ninguna lógica. Muchas ciudades tienen códigos de iluminación donde se exige que todas las luces direccionadas hacia arriba tengan una clasificación U0". Si bien los vecinos principalmente advierten la retroiluminación y el resplandor, las personas que viven en edificios de varios pisos pueden verse afectadas por la luz direccionada hacia arriba.
Reducir la retroiluminación, la luz direccionada hacia arriba y el resplandor también es importante para los no humanos. Un estudio de Virginia Tech de siete campos de soja en siete lugares distintos de Illinois descubrió que el impacto de la intrusión de la iluminación de las carreteras en las plantas más cercanas a las carreteras era significativo y cuantificable. En comparación con los campos de soja sin intrusión lumínica, las plantas afectadas por la intrusión lumínica presentaron demoras en su desarrollo y reducciones en su rendimiento.
Florida ha publicado ordenanzas de iluminación para zonas donde anidan tortugas marinas; estas ordenanzas exigen reducir la intrusión y el resplandor en el cielo en toda la costa. Cada vez más ciudades aplican normas similares para las aves durante la migración. Las aves dependen de la luz de la luna que las guía y la intrusión lumínica impide la navegación.
Clanton & Associates no ilumina vías de navegación debido a los efectos negativos que tiene la luz sobre los peces. "Sí iluminamos puentes", explica, "pero toda la luz se debe limitar a la superficie del puente". Señala que las ciudades de Colorado Boulder y Denver prohíben la iluminación de vías de navegación.
La intrusión lumínica en los dormitorios afecta el sueño, lo cual deteriora y perjudica nuestra salud y bienestar. Altera el ritmo circadiano de las personas, que depende de la producción de serotonina durante el día a partir de la luz azul y de la producción de melatonina durante la noche por la ausencia de la luz azul. Si bien la comunidad médica y el sector de la iluminación debaten si es el color y no la cantidad de luz lo que afecta el sueño, Clanton cree es el espectro y la cantidad, lo cual es otro motivo para "evitar la iluminación con temperaturas de color elevadas", según ella.
Para disminuir los efectos de la intrusión lumínica en el medioambiente y todas las especies, Clanton comparte un método para determinar los niveles de intrusión lumínica en determinados lugares. Primero, hay que averiguar en qué zona de uso del suelo se encuentra el lugar. "No muchas municipalidades tienen ordenanzas sobre iluminación, pero sí tienen zonas de uso del suelo", explica. Las zonas de iluminación tienen clasificaciones de LZ0 a LZ3, según la densidad residencial y comercial o la zona de uso del suelo. Una vez que se conozca la zona de uso del suelo del lugar, se debe asignar la zona de iluminación en el mismo nivel que el uso del suelo. Por ejemplo, una zona de iluminación LZ0 podría ser una reserva natural; una zona de iluminación LZ0 incorporaría muy poca luz sobre los límites de su propiedad. Una zona de iluminación LZ1 para uso residencial del suelo rural puede tener un poco más de intrusión en las propiedades. Finalmente, señala Clanton, debemos volver a pensar en las clasificaciones BUG 0, 1, 2 y 3. "En una zona de iluminación LZ0 se deben asignar luminarias con clasificaciones BUG B0, G0 y U0; una zona de iluminación LZ1 tendría clasificaciones BUG máximas similares. Ambas se alinean y realmente son efectivas para determinar los niveles de intrusión máximos".
Otra regla de Clanton consiste en usar temperaturas de color (CCT) bajas en las ciudades; prefiere opciones inferiores a 3,000 K y preferiblemente 2,700 K en áreas residenciales, los lugares donde la gente duerme. Señala: "Con la tecnología LED ahora tenemos la capacidad de atenuar la iluminación en horarios nocturnos e incluso cambiar el color mediante el ajuste espectral. Sería ideal poder controlar la atenuación y el color en diferentes momentos del día y durante las temporadas de migración", agrega Clanton.
Clanton ve una oportunidad para que los arquitectos paisajistas y los diseñadores de iluminación ayuden a educar a los planificadores del uso del suelo que no siempre están informados con respecto a las zonas de iluminación. "Creo que existe una verdadera oportunidad para que los arquitectos paisajistas y los profesionales de la iluminación ayuden a las comunidades a comprender la relación entre el uso del suelo y las zonas de iluminación y cómo abordar problemas ambientales relacionados con la luz nocturna".
En 2020, la IES y la IDA anunciaron una colaboración para abordar problemas de contaminación lumínica. Estos son cinco principios de iluminación ecológicamente responsable.
Luz para proteger la noche - 5 principios de iluminación responsable en espacios al aire libre
Pie de foto: Imagen cortesía de la IES y la IDA.
La Illuminating Engineering Society (IES) y la International Dark-Sky Association (IDA) son recursos a los que pueden recurrir los arquitectos paisajistas para obtener información sobre la intrusión lumínica y el resplandor en el cielo. El comité de Iluminación en Espacios al Aire Libre para Peatones de la IES está atravesando la aprobación final con respecto a cómo limitar la intrusión lumínica en espacios para peatones; a su vez, la IES y la IDA han establecido un comité conjunto, presidido por Clanton, que actualizará la Ordenanza de Iluminación Modelo de IES/IDA. El objetivo del comité es integrar las normas de las comunidades con respecto a la elaboración de sus ordenanzas sobre iluminación al aire libre. Los créditos de espacios LEED por reducir la contaminación lumínica hacen referencia a la Ordenanza de Iluminación Modelo y tanto LEED como WELL Building hacen referencia a IES y Dark Sky en sus pautas de certificación.
Nancy Clanton, miembro de PE, FIES, FIALD, LC, LEED
Nancy Clanton es la directora ejecutiva de Clanton & Associates, una empresa de diseño de iluminación que se especializa en diseño sostenible y regenerador. Es ingeniera profesional registrada, miembro del comité de evaluación de iluminación de estado sólido de la National Academy of Science, miembro del grupo asesor "Light" de WellBuilding y delegada de 205 WG 7 de la Organización Internacional de Normalización (ISO). La larga lista de galardones de Nancy incluye el premio Lifetime Achievement Award 2018 de Edison Report, el premio Outstanding Woman in Engineering Award 2014 de ACEC Colorado, el premio International CleanDesign Award y el premio Louis B. Marks Award 2019 de la IES. Además, recibió dos veces el premio IES Presidential Award. Sus trabajos anteriores incluyen tareas como miembro del grupo asesor LEED Environmental Quality Technical Advisory Group de USGBC y servicios como líder del grupo de iluminación de la iniciativa Greening of the White House. Además, dirigió los talleres de iluminación de la conferencia C40 en Seúl y participó en más de 3,000 proyectos de iluminación con Clanton & Associates.
Obtén más información sobre el sistema de clasificaciones BUG.